EL RINCÓN DE LA REBELDÍA

LAS PROVINCIAS – 19/03/2017.

IMG_2087
Las Provincias – 19/03/2017

Si tienes una adolescente en casa, llegó el momento de adaptar su habitación a la edad de los cambios No olvides que pasará más tiempo que nunca en su dormitorio, a la vez refugio, zona de estudio y punto de reunión con amigas.

La adolescencia es una etapa de cambios. Las niñas empiezan a desarrollarse, a convertirse en adultas, y sus habitaciones reflejan esa nueva identidad, en la que ya apenas queda espacio para muñecas y juguetes. Conviene, por tanto, adaptarlas a estas nuevas necesidades, que llevarán a tu hija a pasar más tiempo en el dormitorio, a la vez refugio, zona de estudio y punto de reunión con las amigas.

IMG_6590
Las letras que forman palabras en las paredes, una solución decorativa

Cuando el espacio lo permita, busca una cama grande que no sea nido y que le recuerde a la de los adultos. En el caso contrario, si la habitación es compartida y su tamaño se reduce, aprovecha cualquier rincón para colocar cosas. Unas cajas de mimbre o de plástico de colores bajo la cama facilitarán el almacenamiento. La zona de estudio de estas estancias compartidas debe tener mesas un poco más largas o de doble anchura para que ambas hijas puedan estudiar juntas sin molestarse. Además, las camas con doseles son ideales para las más soñadoras.

IMG_6641
La mezcla de blancos, azules y verdes genera sensación de frescura

La decoración de la habitación de una adolescente debe reflejar su nueva personalidad, a veces rebelde y cambiante, y el color representa el mejor vehículo para transmitir los estados de ánimo. Blancos y marfiles acentúan una personalidad serena, altruista y armónica, creando ambientes acogedores e íntimos. Las combinaciones con tonos naturales o en decapé realizadas en madera realzan las cosas bonitas que ofrece la vida, siendo ideales para espacios reducidos. La mezcla de blancos con azules o verdes configura un entorno fresco y alegre, mientras que los tonos corales, rojos y fresa, conjuntados con grises claros o blancos, dan pie a un ambiente idóneo para jóvenes de fuerte carácter. Finalmente, rosas y pasteles transmiten relajación y calidez, siendo una apuesta segura y ganadora junto a morados y lilas. Alguna pincelada de negro en un papel pintado a rayas o motas en detalles como almohadones resaltarán la esencia de su edad, la rebeldía.

IMG_6539
SIN CLICHÉS No te encasilles. Aquí puedes ver una cama de estilo rústico realzada por la última tendencia: colgar luces y guirnaldas

Cualquier estilo de muebles es válido. Puedes recurrir a los más clásicos, lacados o en acabados empolvados, mezclados con colores nuevos y frescos como la gama de verdes, corales, naranjas y blancos rotos.

CALIDEZ Si buscas un entorno relajado, confía en un recurso que nunca falla: el rosa
IMG_6550
Los cojines estampados y de telas de colores siempre funcionan

También son ideales los muebles modernos, funcionales para espacios pequeños y disponibles en una amplia variedad de tonos. Igualmente válido es el estilo rústico contemporáneo, muy utilizado en las casas de campo, natural y sencillo. Y el escandinavo, el más socorrido, que es al mismo tiempo natural, fresco, depurado y aporta un toque de sofisticación.

No debemos olvidar que las adolescentes necesitan un espejo para mirarse, ya sea dentro del armario o colgado en la pared. Los cojines de telas de colores y estampados son un buen aliado decorativo, junto con las letras o los carteles con mensajes en madera, donde colgar luces o guirnaldas es la última tendencia. Lo más divertido es colocarlos sobre sus cabezales o en los textos que adornan las paredes de las habitaciones.

Mª José Virosque Verdú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *