UN VERANO DE RATÁN Y MIMBRE – LAS PROVINCIAS – 11/06/2017

untitled
Las Provincias 11/06/2017 Mª José Virosque Verdú

Los muebles y objetos elaborados con estos materiales aportan elegancia, tardan mucho en envejecer, son ligeros y sirven para la decoración exterior e interior. Cada vez más firmas los incorporan al diseño moderno

Cuando se acerca la época estival pensamos en los muebles para la terraza, y entre ellos sobresalen por su elegancia los de ratán. Sin embargo, no debemos creer que su uso se limita a los exteriores, sino que también se utilizan para la decoración de interior. Durabilidad, ligereza y encanto forman parte de sus atributos.

¿Quién se resiste a incorporar muebles de mimbre o ratán a su hogar? Entre los más atractivos figuran los cabeceros para el dormitorio y las sillas con fibras trenzadas en el respaldo, si bien también sobresalen los nuevos diseños de armarios y aparadores que ofertan algunas firmas.

Si tienes un alma ecológica los muebles de ratán son ideales para ti, dada su amigabilidad y respeto por el medio ambiente, ya que las plantas utilizadas para elaborarlos son abundantes y de rápido crecimiento.

untitled
Sillón modelo Pati, diseñado por Alex Dreyer para Habitat
untitled
Butaca Emmanuelle, de Maisons du Monde
untitled
Otomana de Franco Albini para Sika Desing

Se trata de un material de origen tropical actualmente muy demandado, hasta el punto de incorporarse al diseño de muebles y objetos de corte moderno. Y es que las que lo han adoptado no pasan por alto su elegancia y calidez.

Ningún objeto se resiste a la ligereza de este material. Butacas, cabeceros, mesas o armarios son sólo un ejemplo de todo lo que puede dar de sí. Además, otra virtud, su flexibilidad, le permite adaptarse a las formas de cualquier diseño, mientras que al mismo tiempo se ajusta como un guante a todo material que le acompañe, desde el metal hasta el textil. Pero, sin duda, su fiel compañera es la madera. Juntos pueden hacer auténticas maravillas al abrigo de un buen diseño.

untitled
TUMBONA PK24 Diseño de Paul Kjaerholm para Fritz Hansen
untitled
Un ejemplo de artesanía de mimbre
untitled
Frutero de los hermanos Campana para Alessi

El ratán es una fibra natural que se extrae de la médula de la misma planta; muy delgada, extraordinariamente larga y con inmejorables propiedades para su uso en muebles de exterior. Al proceder de la parte central del tallo, el ratán es macizo. Tras un tratamiento y un secado cuidadoso, se vuelve resistente y muy duradero sin perder un ápice de su flexibilidad, muy necesaria para trenzar y anudar.

A la hora de mantenerlo en óptimas condiciones conviene aplicarle algunos cuidados básicos y sencillos. Para evitar el deterioro, es recomendable no mojar el tejido y tampoco deberíamos exponerlo demasiado al sol ni, evidentemente, darle golpes. Siempre será mejor instalar este tipo de muebles bajo techo, lejos de la lluvia, del alcance de los aspersores y, en general, sin que le afecte ningún punto de riego.

También es importante mantener los muebles de mimbre y ratán sobre un suelo estable y sólido, nunca en césped o tierra húmeda. Y un último consejo: evite igualmente la arena, porque en su caso invadirá además los resquicios del tejido. Para limpiar el mueble u objeto, bastará sacudirlo con un paño seco, aunque también puedes aplicar localmente un trapo húmedo en las manchas adheridas y en las rendijas.

Con estos sencillos consejos y poco más, tendrás a tu alcance muebles para mucho tiempo, con buen aspecto y que lucirán perfectamente. Muebles que se adaptan a todas las temporadas y que, gracias a su impagable versatilidad, puedes utilizar para el lugar de la casa que prefieras.

Mª José Virosque Verdú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *